Sobre el hombre y sobre sus obras

Las  fronteras de la existencia humana se extienden a partir de la pregunta. En este horizonte y entre otros factores creados por el hombre, se destaca el arte.  La condición visceral del arte es formular pregunta sobre la esencia humana, en todas las épocas, en todas las culturas. El curso se propone a trabajar sobre las interrogativas elaboradas por las creaciones artísticas, apoyándose sobre la oferta solidaria de distintas ciencias. Los temas serán los siguientes: * el eros y la muerte (pinturas de la Villa de los Misterios de Pompeya); *entre lo monstruoso y lo ideal (quimeras, fábulas y paraísos terrenales del arte islámico en su apogeo); *la confianza como condición medular de lo bello (Giotto: frescos de la serie de la Historia de Cristo en la capilla de Scrovegni, Padua); *el flujo y reflujo entre el epicentro y la periferia  (mezquitas, universidades y baños de Sinán, el arquitecto del imperio otomano); *el anhelo, el sueño y la creación de la realidad (Velázquez y la escuela de Sevilla); *lo sagrado y lo profano (el teatro, la estampa y el diseño en el Japón de la reforma de Meiji); *la dinámica entre la realidad social y la condición ontológica (la literatura rusa y la pintura de Repín en la Rusia prerrevolucionaria); *una tensión ineludible: la naturaleza y la cultura (Wright: La casa de la Cascada y el diseño industrial); *el decir diferente (teatro de títeres de Bali, Indonesia); *la violencia y el orden (Orozco: las pinturas murales de Guadalajara); *la relación entre la materia, lo espiritual y la nada (Mies: El Pabellón de Barcelona);   la pregunta sobre el bien vivir (el diseño de la segunda mitad del siglo XX); *la imaginarización y  la conciencia sobre el lugar (la ciudad del siglo XXI); *la construcción de la otredad (los comics y el cine de animación).

El curso se desarrolla en 16 clases, una por semana, los martes, de 16 a 18 hs. Comienza el 05 de agosto