El misterio de las metáforas

UN ACERCAMIENTO A LA LECTURA DE BORGES

Anota Borges que “No hay una sola cosa en el mundo que no sea misteriosa, pero ese misterio es más evidente en determinadas cosas que en otras. En el mar, en el color amarillo, en los ojos de los ancianos y en la música.” Para aproximarse a este misterio no es suficiente afrontar solo el componente empírico del lenguaje, pues para acuñar palabra de y para aquello que todavía  no tiene palabra, se debe recurrir a la mágica imprecisión de la metáfora. Este recurso literario  “es un desplazamiento de significado entre dos términos con una finalidad estética”.  Borges no solo sondea  en el lenguaje  mediante la creación de prodigiosas  palabras sino también les dedica su inquietud científica, filológica. La  médula de esta inquietud suya es la pregunta sobra la existencia.

El curso se desarrolla en tres clases, una por semana, los jueves, de 20 a 22:15 hs. Comienza el 3 de diciembre.