LO PEQUEÑO, LO LÚDICO Y LO ABURRIDO

SEÑAS DE LA ARQUITECTURA DEL SIGLO XXI

Los grandes movimientos, ardientes de la seguridad y esperanza, se sucedieron sin solución de continuidad en el siglo XX, pero para nuestro siglo presente ya se agotaron, perdieron su credibilidad. Eso no solo ocurrió en las grandes propuestas ideológicas sino también en sus infinitas aplicaciones y proyecciones en las realizaciones superestructurales y cotidianas. Se destacan entre ellas las propuestas arquitectónicas -teóricas y construidas- que con frecuencia cargaron con el tono utopista, salvador, mesiánico de esta ideología. De forma contraria a ello, los que traen los vientos postmodernos alivian este peso ideológico, disminuyen la “tragicidad del deber”, el reino de la utilidad y la seguridad en el triunfo final. En el horizonte de la segunda mitad del siglo XX, entre muchos cambios, lo gigantesco deja lugar a lo pequeño, lo heroico a lo lúdico, lo severo a lo gracioso. Sin embargo, y aunque quiera, no lo logra evitar el aburrimiento. No obstante, de aquello nacieron valores y aportes a las soluciones para la arquitectura de nuestros tiempos.

El curso se desarrolla en cuatro clases, los días jueves de 20 a 22 hs. Se dictará los días 7, 14, 21, 28.

Leave a reply